Fases del empoderamiento

1. Aprender2. Asimilar

Lo primero ocurre en la formación, lo segundo, en la integración.

“Si lo tienes que ir a buscar a unos apuntes, no te será fácil utilizarlo en tu día a día.”

Gloria Méndez

No estas aquí porque quieras nuevos conocimientos. Lo estás porque quieres mejorar, quieres un cambio real, palpable. 

Para eso, es fundamental aprender formas nuevas y descubrir conceptos poderosos como los que ponemos a tu alcance en nuestros programas. 

Pero si al acabar la formación, los conocimientos no saltan de tus apuntes a tu manera de actuar, esa vida mejor que anhelas no se materializará.

La mayoría de los cursos buscan que aprendas algo nuevo. Los nuestros van más allá  y te acompañan hasta que integras lo que has aprendido y lo usas con eficacia.  

Si quieres resultados, esa es la manera. 

¿Qué es la integración?

¿Y los clubs de integración? 

Momento glorioso (e imprescindible)

Es ese momentazo en el que notas que ya empleas tus nuevos conocimientos sin tener que esforzarte y sin cometer errores. Yeah!

Ocurre cuando la práctica se ha realizado correctamente durante el tiempo suficiente como para que algo se automatice. 

Solo entonces empiezas a cosechar los frutos de tu aprendizaje y a sentir que puedes con lo que venga.  

La integración culmina tu empoderamiento.

Integración Gloria Méndez
Diseño sin título

Estudiar = Integrar

Mejor o peor, todos sabemos estudiar porque es lo que hacemos en el colegio durante años. 

Si piensas en todas las materias que aprobaste y que ahora no serías capaz de enseñarle a tu hijo o a tu sobrino, tendrás clara la diferencia entre estudiar e integrar. 

Seguro que no te has olvidado de cómo se suma o cómo se lee… Eso es porque no lo estudiaste, lo integraste. 

Si no lo integras no es tuyo, y si no es tuyo no lo puedes utilizar en tu día a día. Ergo no te empodera. Got the idea?

2023

Clubs de integración

Disponibles actualmente 

Mental Detox

Club de integración

Integra las herramientas que te ayudarán a liberarte de todos los tóxicos mentales.

Enfocar para conseguir

Club de integración

Integra las herramientas necesarias para definir bien tu objetivo.

Conquista tu éxito

Club de integración

Integra las herramientas para culminar tu objetivo de cambio.

Club de integración

¿Cómo funcionan los clubs de integración?

¿Cuándo puedes empezar?

Una vez que completas tu programa de formación, puedes apuntarte al club de integración correspondiente. 

No puedes empezar antes porque es importante que todos los participantes estén en el mismo nivel teórico, así evitamos que alguien se sienta perdido

Las sesiones

Las sesiones de integración se realizan en una sala tipo Zoom y duran 1h 30 min de promedio. 

Son sesiones en directo y participativas. 

En ellas, practicas lo aprendido en el curso, despejas esa dudas que solo aparecen cuando te pones en marcha y consolidas tu transformación al tiempo que creas comunidad. 

Cada sesión tiene una temática principal y un tiempo para dudas y comentarios que hayan surgido en tu día a día. 

Prácticas supervisadas por un experto

Practicar es vital, pero hacerlo sin cometer errores lo es aún más. 

Ahí es dónde disponer de un experto que valide o corrija tu forma de aplicar los nuevos conocimientos marca la diferencia.

Con la mejora personal pasa como con el entrenamiento físico: si no haces bien el ejercicio, te puedes hacer más daño que bien. 

Duración

Los clubs funcionan por ciclos de 6, 9 y 12 semanas, según la convocatoria. 

Si una vez que concluyes el ciclo sientes que aún te queda algo por integrar, puedes apuntarte a otro ciclo y completar tu entrenamiento. 

De esta forma, tendrás tantas sesiones de integración como precises. 

 

Ventajas de los clubs de integración

Dispara tus posibilidades de éxito trabajando en equipo.

La práctica no solo hace al maestro. ¡También fortalece su autoestima! 

Cuando ves que consigues dominar herramientas poderosas, te sientes –con razón– el rey del mambo. 

Saber que has invertido tiempo y dinero en algo que sí te está dando resultados es muy gratificante. A diferencia de lo que ocurre cuando te apuntas a cursos que, al final, no dejan poso ni activan cambios. 

Salvo que tengas una voluntad de hierro, te será mucho más fácil cumplir plazos y compromisos si tienes un equipo de iguales ante el que rendir cuentas o con el que compartir tus experiencias. 

Con frecuencia será el hecho de tener una sesión programada lo que te anime a ponerte a repasar e integrar. 

 

Al integrar con personas que están en tu misma situación ya no te sientes un bicho raro. 

Siempre hay alguien que te entiende y que sabe cómo apoyarte, de ahí que, con frecuencia, surjan nuevas amistades y complicidades. 

Está demostrado que trabajar en grupo eleva la motivación y aporta energía extra. 

Si ya es bueno poder realizar prácticas supervisadas por un experto que te pueda corregir si cometes errores… 

Imagina lo magnífico que es tener la ocasión de hacerlo con la propia creadora del método. 

Tu contacto directo con Gloria hará que no quede ni una sola pregunta sin respuesta. 

¿Se puede pedir más?

Integración Proyecto Arquímedes Gloria Méndez